Patógenos

Aspergillus Niger

 

  • DESCRIPCIÓN

 

El género Aspergillus fue descrito por primera vez en 1729 por P. A. Micheli, quien comprobó que la cabeza conidial de este hongo se parecía a un “aspergillum” (instrumento utilizado para dispersar agua bendita). Aspergillus es un hongo filamentoso hialino ubicuo, productor de enfermedades de distribución universal que ocasionalmente pueden aparecer en forma de brotes hospitalarios tras obras de remodelación.

Se conocen unas 900 especies de Aspergillus, que Rapper y Fennell clasifican en 18 grupos, de los que sólo 12 se relacionan con enfermedad humana: Aspergillus fumigatus (85%), A. flavus (5-10%), A. niger (2-3%), A. terreus (2-3%), A. versicolor, A. nidulans, A. glaucus, A. clavatus, A. cervinus, A. candidus, A. flavipes y A. ustus. Esta clasificación se basa en las siguientes características morfológicas del hongo: tamaño y forma de las cabezas conidiales, morfología de los conidióforos, fiálides y métulas, y en la presencia de células de Hülle y de esclerocios. La multiplicación asexuada (anamórfica) es muy característica y permite su identificación, al menos a nivel de género. En muy pocas especies patógenas (Ej: A. Nidulans) se han encontrado ascocarpos y se conoce su forma sexuada (teleomórfico).

 

Aspergillus Niger.

Es un hongo que produce un moho negro en vegetales -muy común en la lechuga, el tomate o la acelga-. Es una de las especies más corrientes del género Aspergillus..

  • Micelio: Lanoso. Color blanco-amarillento que cambia a negro.
  • Reverso: Blanco amarillento
  • Conidióforo: Largos y lisos
  • Fiálides: Biseriadas que cubren completamente la vesícula

 

Su ciclo biológico es muy simple. Una de sus características principales es la alta capacidad de esporulación y como consecuencia la generación de concentraciones altas de esporas en el aire (100/ metro cúbico)

 

  • FORMA DE CONTAGIO

 

Aunque los seres humanos inhalan continuamente esporas, éstas son eliminadas eficientemente por el sistema inmunitario. Sin embargo, en los últimos 20 años debido al

 

aumento del número de personas con inmunodepresión, esta situación ha cambiado. Este hongo ha aislado en almohadas, algunos quesos y panes enmohecidos, sistemas de ventilación, aire, agua, superficies, comida, plantas y a partir de polvo generado durante trabajos de construcción y renovación de edificios.

 

  • HÁBITAT

 

El hábitat de Aspergillus es el suelo, donde se encuentra vegetación, heno, granos, deteriorados microbiológicamente e invadidos por todo tipo de sustratos orgánicos, mientras las condiciones ambientales sean favorables para su crecimiento, que incluyen alta humedad (al menos 7%) y alta temperatura. Los cultivos más afectados son los cereales (maíz, sorgo, mijo, arroz, trigo), oleaginosas (olivo, soja, girasol, algodón), especias (pimienta chile, pimienta negra, coriandro, Cúrcuma longa, Zingiber officinale), árboles nogal (almendro, Pistacia vera, Juglans regia, Cocos nucifera).

 

La toxina puede hallarse en la leche de los animales alimentados con pasto contaminado.

 

Virtualmente toda la fuente de manteca de nueces contiene mínimas cantidades de allatoxina, pero usualmente lejos del nivel de seguridad del FDA (Food and Drug Administration) de EE. UU.

 

  • ENFERMEDAD

Aspergillus niger no causa tantas enfermedades como otras especies de Aspergillus pero en altas concentraciones puede producir aspergilosis, que provoca alteraciones pulmonares. Esta enfermedad aparece con más frecuencia en horticultores, ya que inhalan el polvo del hongo con más facilidad.

 

  • PUNTOS DÉBILES

 

  • Evite áreas con:
  • Vegetación podrida
  • Agua estancada
  • Mantenga la casa libre de polvo tanto como sea posible
  • Permanezca en ambientes con aire filtrado o acondicionado siempre que sea posible

 

Los enfermos neutropénicos con historia de aspergilosis pulmonar deben recibir anfotericina B intravenosa en cada episodio de aplasia para evitar recidivas. Actualmente se están realizando estudios sobre la eficacia profiláctica de instilaciones o inhalaciones nasales de anfotericina B en pacientes neutropénicos y trasplantados pulmonares; aunque el fármaco es bien tolerado, no hay aun resultados concluyentes sobre su eficacia. Otra forma profiláctica actualmente en estudio es la combinación de itraconazol oral con y sin anfotericina B intranasal.