Patógenos

Bacilo Antrax

  • DESCRIPCIÓN

 

Bacilo grampositivo aerobio y formador de esporas. Es un bacilo recto que mide de 3 a 5 micras de largo y de 1 a 1.2 micras de ancho, es inmóvil. Están encapsulados durante la proliferación en el animal infectado. Proliferan bien en placas con agar sangre. La proliferación máxima se obtiene con un pH de 7-7.4 en condiciones aerobias, pero se produce desarrollo en ausencia de oxígeno. Ni los aspectos morfológicos ni las características de cultivo habituales permiten diferenciar al B. anthracis de las cepas inmóviles de B. cereus, el microorganismo con el que más fácilmente se confunde. Sin embargo, las cepas virulentas de B.anthracis son los únicos microorganismos que producen colonias rugosas cuando proliferan en ausencia de un mayor nivel de CO, Y colonias mucoides cuando proliferan en un medio con bicarbonato de sodio en una atmósfera con un 5% de CO2 (1)

 

  • FORMA DE CONTAGIO

 

Las bacterias del ántrax pueden vivir en el suelo por muchos años. El hombre puede infectarse con el ántrax inhalando partículas contaminadas del suelo o manejando las lanas o el pelo de animales enfermos. La infección en los intestinos puede ocurrir comiendo la carne poco cocinada de animales enfermos.

El ántrax es principalmente una enfermedad ocupacional. Se identifica de vez en cuando en individuos que han sido expuestos a animales muertos ó productos de animales tales como lanas y pelo importados de otros países. La infección es muy rara en animales en los Estados Unidos.

 

 

 

 

 

  • HÁBITAT

 

Se hábitat natural es el suelo y la lana de los animales, es más común en zonas agrarias

 

  • ENFERMEDAD

 

Ántrax: Rara infección que, en su forma más severa, puede llegar a ser mortal.

 

Los síntomas varían dependiendo del tipo de exposición. Con la exposición de la piel, una lesión como quemadura aparece, la cual eventualmente forma un centro negro. Hinchazón de las glándulas linfáticas cerca de la lesión puede ocurrir. Con la exposición respiratoria, los síntomas pueden semejarse a la gripe común y pueden progresar a problemas de respiración severos e incluso a la muerte. Los síntomas aparecen generalmente en un plazo de 7 días.

 

Dependiendo del lugar del cuerpo donde se aloje la espora, hay tres tipos de síntomas.

 

El ántrax cutáneo, que produce una lesión en la piel que no es seria y no causa dolor si no se trata, puede propagarse y causar septicemia (envenenamiento de la sangre). El ántrax intestinal, causado por el consumo de carne contaminada, se manifiesta con fiebre y septicemia y puede llegar a ser mortal. El ántrax respiratorio, que sucede cuando las esporas son aspiradas y se alojan en los pulmones. Los síntomas son similares a una gripe normal, pero la respiración se vuelve cada vez más difícil después de alrededor de seis días. Este tipo de antrax puede ser mortal.

 

Para comprender la patogenia y la epidemiologia del Carbunclo, es importante recordar, en primer lugar, la capacidad de Bacillus anthracis para sobrevivir fuera del huésped, formando esporas, que son formas de resistencia. En segundo lugar, su capacidad infectiva al ingresar a un huésped: germina in vivo, reconstituye su cápsula y produce toxinas, dando como resultado la muerte del huésped.

 

Los bacilos que emergen en los líquidos que emanan del cadáver o post-apertura del mismo por los depredadores o las personas, rápidamente esporulan al contacto con el oxígeno, perpetuando así la presencia del Carbunclo en las regiones endémicas.

 

Se ha constatado que las esporas pueden permanecer viables en la naturaleza más allá de 30 años. De allí la denominación de “campos malditos” utilizada en épocas de Pasteur para los campos endémicamente infectados.

 

  • PUNTOS DÉBILES

 

Debido a su capacidad para producir esporas, el bacilo del carbunco es sumamente existente a los ambientes químicos y físicos adversos. Una temperatura de 120°C durante 15 min puede inactivar a las esporas. Las esporas permanecen viables durante más en las pasturas contaminadas.

 

 

 

 

Los antibióticos pueden curar la enfermedad, especialmente en la variedad cutánea del ántrax.

 

En las variedades intestinales y respiratorias, si los antibióticos no se administran de manera rápida, las posibilidades de cura son mucho menores.

 

Existe una vacuna contra el ántrax, pero sólo está recomendada para la población en alto riesgo de exposición.

 

Generalmente, se le administra a los soldados que viajan hacia el Golfo Pérsico, investigadores de laboratorio y personas que trabajan en los mataderos.

Dejar un comentario