Patógenos

Parvovirus B19

  • DESCRIPCIÓN

El parvovirus B19 (B19) fue descubierto casualmente en 1974 por Cossart cuando
realizaba ensayos de virus de la hepatitis B en sucros de donantes sanos. Su nombre se
debe la muestra de suero (19 del panel B) que resulto positiva por
contrainmunoelectroforesis y negativa por otras técnicas. La observación del precipitado
mediante microscopia electrónica reveló la presencia de unas partículas viricas de 23
mm. En 1981, Pattison lo asocio por primera vez a una enfermedad concreta, la crisis de
anemia aplasica transitoria (CAT), al encontrar antigeno B19 o anticuerpos IgM en
sueros de pacientes con anemia de células Fleiformes. En 1985, y tras realizar la
inoculación experimental del virus en voluntarios sanos. Anderson demostró que es el
agente etiológico del critema infeccioso (El), megaloeritema epidemico O “quinta
enfermedad”.
El B19 pertenece a la familia Parvoviridae, que comprende vins DNA monocatenarios
con un genoma de aproximadamente 3000 nucleótidos, sin envuelta y con capside de
Simetría icosaedrica que oscila entre 20 y 26 nm de diámetro. Es estable a la
inactivación por calor (56 “C durante 60 min) y a los solventes de lipides, sin embargo,
es inactivado por la fonnalina, propiolactonil, agentes oxidantes y radiaciones gamma

 

  • FORMA DE CONTAGIO

El mecanismo de transmisión es, fundamentalmente, a través de las secreciones
respiratorias, de persona a persona, tras contacto íntimo. Sin embargo, los altos niveles
de viremia que se alcanzan durante la infección, incluso en individuos asintomáticos
hacen posible la transmisión a través de transfusiones sanguíneas, factores VIII v. IX, albúmina e incluso inmunoglobulinas. La frecuencia de viremia a titulos altos en donantes oscila entre 1/20000 y 1740000 unidades de sangre durante un periodo epidêmico, por lo que resulta poco común esta fuente de infección.

Es importante conocer que, cuando están presentes las manifestaciones clinicas, ya no existe riesgo de contagio. Por ello, el aislamiento respiratorio sólo está recomendado en pacientes con altas tasas de viremia, como los afectados de CAT O VIH positivos con anemia crónica; las embarazadas y otros enfermos inmunodeprimidos no deben estar en contacto con ellos

  • HÁBITAT

Tiene predilección por las células eritroides humanas o de primates. Esta sensibilidad aumenta con la diferenciación celular, de forma que las células diana son las progenitoras eritroides, y la célula madre no se afecta. La mayor susceptibilidad eritroide del B19 se ha asociado con el denominado antígeno de grupo sanguine P, que se halla en los progenitores eritroides, critroblastos y megacariocitos. Los únicos hospedadores conocidos del B19 son los seres humanos y las pocas personas que carecen del antígeno P no pueden infectarse.

  • ENFERMEDAD

La infección asintomática o la presencia de síntomas atípicos son frecuentes en la infección por el B19, de forma que muchas personas tienen evidencia serológica de haber pasado la infección sin recordar labor presentado critema infeccioso. En la actualidad, el espectro de cuadros clínicos en los que se implica al B19 se ha ampliado, e incluye: producción de abortos o hidroposia telal no inmune, artritis anemia crónica en m unodeprimidos, eritroblastopenia transitoria de la infancia purpura vascular, purpura trombocitopenica, hemofagocitosis, encefalitis miocarditis, costocondritis, linfadenitis mesenterica, gastroenteritis aguda, pseudoapendicitis, vasculitis aguda, poliarteritis nudosa, queratolisis exfoliativa, bronquitis, bronquiolitis, laringitis, Síndrome de distrés respiratorio y otros

  • PUNTOS DÉBILES

No hay vacuna o medicina que prevenga la infección por parvovirus B19 El lavado frecuente de manos es recomendado como uno de los métodos más prácticos y quizá efectivos para reducir la transmisión del parvovirus. El excluir a personas con la quinta enfermedad del trabajo, centres de cuidado de niños guarderías), escuelas u otras Situaciones similares probablenjonte no va a evitar la transmisión del parvovirus B19 puesto que las personas enfermas son contagiosas antes de desarrollar el sarpullido característico.

 

Dejar un comentario