Patógenos

Rabia Virus

  • DESCRIPCIÓN

 

Pertenece al género Lyssavirus y a la familia Rhabdoviridae (orden Mononegavirales), con RNA monocatenario, de polaridad negativa, con un tamaño de 11.000-12.000 bases, nucleocapsida de simetria helicoidal y envueltos que aparecen al microscopio eléctrico con una característica forma de bala de 100-430 X 45-100 nm. Presentan mayor diversidad y mejor adaptación a los quirópteros, debido a que han evolucionado en ellos y posteriormente pasarán a otros mamiferos.

 

  • FORMA DE CONTAGIO

 

Se excretan por la saliva y se transmiten por la mordedura de un animal infectado, aunque también por el contacto de la saliva infecciosa con una herida previa, piel erosionada e incluso con mucosas. El virus viaja desde la herida hasta el cerebro, donde causa una hinchazón o inflamación. Esta inflamación provoca los síntomas de la enfermedad. La mayoría de las muertes por rabia ocurre en niños.

 

En el pasado, los casos de rabia en humanos en los Estados Unidos generalmente se producían por una mordedura de perro, pero recientemente hay más casos de rabia en seres humanos que han estado relacionados con mapaches o murciélagos. Se ha podido documentar un accidente de laboratorio por aerosol y se ha sugerido que esta podria ser la via de transmisión en algunos casos producidos por cepas de murciélagos en los que no había antecedentes de mordeduras.

 

  • HÁBITAT

 

Se debe primero distinguir entre ciclos epidemiológicos terrestres asociados a carnívoros y ciclos aéreos de quirópteros (murciélagos), los restantes mamiferos pueden infectarse, pero no actuar de reservorios, con excepción de las Musarañas para el virus Mokola. El perro es el principal responsable de la inmensa mayoría de infecciones a hombres.

 

  • ENFERMEDAD

 

La infección por este virus en humanos causa una encefalitis (inflamación del cerebro) aguda, la cual casi siempre es mortal. Los sintomas clínicos evolucionan en un periodo de dos a seis dias. Usualmente presenta como una falta de coordinación en varios grupos musculares, luego termina con delirio y convulsiones. La muerte sobreviene a consecuencia de parálisis de los músculos respiratorios.

 

  • PUNTOS DÉBILES

 

Se deberá evaluar la posible exposición al virus de la rabia teniendo en cuenta los siguientes factores:

  • Presencia de rabia en la zona donde tuvo lugar el contacto ó de donde provenga el animal.
  • La especie del animal, estado de vacunación y disponibilidad para la observación

 

Las principales medidas profilácticas de la rabia son:

 

  1. Limpieza exhaustiva de la herida, para dejarla libre de virus. Debe realizarse con agua abundante y jabón (solución jabonosa al 20%) y arrastre con agua/suero durante unos minutos. Es la medida más importante del tratamiento local.
  2. Administración de gammaglobulina cuando esté indicada.
  3. Inducción de respuesta especifica mediante vacunación.

 

El tratamiento inmediato después de la exposición al virus de la rabia (ej mordedura) impide el desarrollo de los sintomas, los cuales en ausencia de tratamiento conducirían irremediablemente a la muerte. Es recomendable lavar con agua y jabón. cuidadosamente y sin raspar la herida, ya que de este modo se ayuda a eliminar el virus y acudir de inmediato a un centro hospitalario para recibir atención especializada a la atención en general consiste en la aplicación de la vacuna post exposición en los dos dias siguientes a la mordedura. Las medidas de prevención de rabia en humanos comprenden tanto el tratamiento profiláctico pre o post exposición como las de intervención sobre los huéspedes del virus de la rabia.

 

El tratamiento post exposición contempla la aplicación de la vacuna antirrábica solamente (esquema reducido 10 dosis) o aplicación de vacuna antirrábica + suero antirrábico (esquema clásico 14 dosis más suero) y dicho esquema depende del tipo de exposición y de la condición del animal agresor.

 

Se ha reportado en el mundo un caso (el de la paciente Jeanna Giese) de supervivencia a la rabia. Ocurrió después de que se indujera al paciente a un estado de coma. Mediante este proceso, los médicos fueron capaces de curar la enfermedad en ese caso particular.

 

Intentos posteriores de coma inducido como método de tratamiento, han fallado. Recientemente (10/04/08) en Cali, Colombia, periódicos locales reportaron que al parecer un paciente de 11 años de edad se recupero satisfactoriamente de esta enfermedad tras la inducción de un estado de coma. Sin embargo, no se ha comprobado cientificamente la veracidad de estas afirmaciones.

Dejar un comentario