Preguntas Frecuentes

¿Cómo sabe dónde colocar los imanes?

El Biomagnetismo tiene 2 diferentes estrategias para determinar en donde se van a colocar los imanes para curar sus males.

Una estrategia es el Biomagnetismo y la otra es la bioenergética.

El Biomagnetismo se refiere a la colocación física de imanes sobre paries anatómicas específicas.

Esto significa que cuando un terapeuta pone un imán encima de alguna parte de su cuerpo, por éjemplo, de su corazón, mientras que el imán se queda ahi encima de este, el terapeuta procede a determinar si hay alargamiento o acortamiento de la pierna derecha.

Si hubo una reacción en el alargamiento de la pierna porque se colocó un iman encima del corazón, entonces eso nos indica que el corazón tiene el pH distorsionado. Esta reacción nos dice que algo está mal bioquímicamente.

Esto es sólo la mitad de la solución.

La curación no sucede por dejar un imán junto a la parte del cuerpo con el pH distorsionado; por eso los productos magnéticos como pulseras y colchones no van a curar la enfermedad, pero posiblemente le ayudan a reducir el dolor.

Ya que cada problema que causa enfermedad crea 2 distorsiones en el pH, debemos utilizar dos diferentes imanes, un polo negativo (norte) y un polo positivo (sur) para poder borrar los desequilibrios bioquímicos.

Por esta razón se le llama el Par Biomagnético a esta ciencia.

Al colocar el segundo imán sobre el cuerpo, la conexión se lleva a cabo y entonces las piernas se emparejan.

Si el segundo imán se colocó y los pies no están al mismo nivel (parejos), entonces sabemos que el segundo imán necesita retirarse a una posición anatómica que provoque que la piernas se emparejen

Sólo entonces sabemos que los imanes están realizando su trabajo en borrar el lesbalance. De otro modo, la curación no se está llevando a cabo. provoque que las piernas se igualen.

Existen cientos de posibles combinaciones para la colocación de imanes que el Dr. Goiz enseña.

Dependiendo especificamente del par de imanes, el efecto que estos tengan le dirán al terapeuta si el desequilibrio que se está estudiando es el resultado de un virus, bacteria, hongo, parásito, disfunción, toxina, reservorios o algo mas.

La Bioenergética es la segunda forma para determinar la colocación del imán.

Sosteniendo los pies de la persona a la altura de los talones y suavemente meciéndolos con un movimiento lateral, el terapeuta dice en voz alta la anatomía, nombres de infecciones especificas y puede entender más tan solo preguntando si existen deficiencias, traumas emocionales y más.

Al recitar la anatomía, el terapeuta en el momento exacto que dice, por ejemplo, glándula tiroides, y hay una reacción del hemisfcrio derecho (piema/brazo) entonces sabe que el imán pertenece a esa estructura anatómica.

Algunas infecciones (virus, bacterias, hongos y parásitos) sólo se pueden detectar naciendo la pregunta en voz alta y usando su nombre especifico, por ejemplo, estreptococo agalactia.

La Bioenergética también se puede utilizar para preguntar acerca de emociones no resueltas que están afectando el bienestar emocional de una persona, al mencionar los nombres de las emociones tales como ira, impaciencia, resentimiento, y mnás.

Un terapeuta también puede preguntar si hay fenómenos relacionados tumores.

Esto es definitivamente de mucha ayuda, porque usted debe entender que la formación de un tumor se percibe con claridad antes de que sea visible en un examen médico.

Por eso este campo es de mucha ayuda para la prevención.

El acercamiento bioenergético nos ayuda mucho más a permitiéndonos un rastreo rápido del cuerpo entero en pocos minutos en lugar a una hora (o más) cuando se utiliza con el método biomagnético. ser eficientes