Preguntas Frecuentes

¿Cómo trabaja el Biomagnetismo?

Para describir como trabaja el Biomagnetismo primero debermos entender algunos principios básicos cientificos.

Nuestro organismo (cuerpo completo) está compuesto mayormente de agua.

El agua es una molécula que consta de dos hidrógenos y un átomo de oxigeno (H2O)

Los átomos están constituidos de neutrones, protones y electrones; en otras palabras, somos energía.

Todas las sustancias quimicas (agua, vinagre, jugo, etc.) se miden en ura escala del potencial de hídrogeno (pH). En otras palabras, todos los químicos se valoran para ver sí esa sustancia es ácida o alcalina.

Porque somos más que nada agua, la acidez y la alcalinidad ocasionan distorsiones y por consecuencia equivale a un organismo en desbalance.

Cuando nuestra bioquímica está en un pH neutro, lo que quiere decir ni ácido ri alcalino – 7.0 con una variación minima de más-menos – entonces nuestro organismo está en su nivel óptimo tal como es el propósito de la naturaleza para vívir una salud plena.

El Biomagnetismo utiliza ambos campos magnéticos positivos y negativos (nonte y sur) para detectar y borrar desbalances específicos del pH que suceden en todo el organismo.

En otras palabras, este tratamiento busca, por ejemplo, qué órgano o glándula está ácida o alcalina. Entonces el tratamiento equilibra esos órganos o específicas.

Esto es un acercamiento muy diferente de las pruebas comunes del pH que en general miden el balance del pH utilizando muestras de sangre, orina, excremento o saliva.

Estas pruebas dan un panorama general del balance del pH; sin embargo, el Biomagnetismo se enfoca en una parte específica de la anatomia donde se localiza la distorsión del pH.

Colocar imanes en partes específicas del cuerpo que están polarizadas (cargas eléctricas desequilibradas) nos lleva al balance bioquímico y entonces permite al organismo continuar su proceso regenerativo y homeostático.